Skip to content
We are sorry but the page you are looking for is not available in the language you have selected, please go to the corresponding homepage
  1. Inicio

Coordinación de los programas de transferencias monetarias 2022 – Línea del tiempo dinámica

Las más recientes actualizaciones sobre la coordinación de los programas de transferencias monetarias mientras se desarrollan.

Resumen

Cash Coordination

Al no existir una responsabilidad o rendición de cuentas claras para la coordinación de los programas de transferencias monetarias dentro de la ayuda humanitaria, esta debe realizarse sobre una base improvisada.

La forma en que se coordinan las transferencias monetarias es un problema de larga data dentro de la respuesta humanitaria, que incluye a actores de mercado que van desde los donantes, las ONG, las Naciones Unidas y los grupos de reflexión, quienes exigen una resolución para esta problemática desde 2015.

Las organizaciones involucradas en la asistencia en efectivo en el sector humanitario recientemente han intensificado sus esfuerzos para buscar acuerdos de coordinación predecibles y responsables para la asistencia en efectivo en el contexto humanitario. Lea esta línea del tiempo para conocer las últimas actualizaciones.

¿Por qué la coordinación del efectivo resulta ser un problema?

Los programas de transferencias monetarias humanitarios han aumentado significativamente en los últimos años. Se estima que, en 2020, los programas de transferencias monetarias representaron casi 20% del total del gasto humanitario internacional. Los sistemas de coordinación han tardado en adaptarse a este cambio, lo cual dificulta la capacidad de respuesta de la comunidad humanitaria. La transferencia monetaria, en particular, es intersectorial por naturaleza. Su ubicación en la arquitectura de la coordinación humanitaria, así como la identificación de una entidad predecible responsable de la coordinación de la asistencia en efectivo, han sido un importante desafío, aún no resuelto, que no ha hecho sino agravarse más y más con los años.

Al no existir una responsabilidad o rendición de cuentas claras para la coordinación de las transferencias monetarias dentro de la ayuda humanitaria, esta debe realizarse sobre una base improvisada. El liderazgo, los términos de referencia y las estructuras de información de los grupos de trabajo de asistencia en efectivo varían considerablemente según el contexto.

Iniciativas mundiales como CashCap han ido en constante crecimiento para apoyar a los grupos de trabajo de PTM a nivel de respuesta. Además, las orientaciones del Manual CR/HC de 2021 confirman la vinculación entre el Grupo de trabajo de PTM y los grupos de coordinación al interior de los grupos temáticos (ICCG, por sus siglas en inglés). Estos pasos se han dado en la dirección correcta. Pese a ello, las principales cuestiones relacionadas con el liderazgo, la previsibilidad y la responsabilidad siguen sin tener respuesta. Tal y como se destaca en el informe sobre el Estado de los programas de transferencias monetarias de 2020, elaborado por CALP, en el informe anual independiente del Gran Acuerdo 2020 del Instituto de Desarrollo de Ultramar y muchos otros, esta falta de responsabilidad y rendición de cuentas claras para una coordinación de PTM predecible tiene múltiples consecuencias negativas, con una coordinación no estandarizada, aislada e impredecible que impacta la calidad y la oportunidad de la respuesta humanitaria.

¿Qué es lo que está en juego?

La inclusión de un mecanismo de coordinación de los programas de transferencias monetarias (PTM) claramente definido, predecible y responsable en la arquitectura del sistema humanitario es fundamental para que el sistema siga siendo apto para su propósito. Muchos actores de mercado de la comunidad humanitaria han reconocido las deficiencias de los mecanismos de coordinación de efectivo ad hoc y exigieron acciones durante años, incluido, más recientemente, un Llamado a la acción firmado por los líderes de 95 organizaciones. Las decisiones sobre la coordinación de las transferencias monetarias afectarán la eficiencia y la eficacia de las intervenciones de los PTM, qué tan rápido se puede llegar a las poblaciones afectadas, y cómo aprovecharemos la capacidad de las partes interesadas en el ecosistema de los PTM. Por todo lo anterior, es esencial que la toma de decisiones esté impulsada por los resultados finales para las poblaciones afectadas, más que por los intereses institucionales.

Línea del tiempo dinámica

Marzo 2022: El Inter-Agency Standing Committee (IASC) ha adoptado formalmente un modelo que establece la estructura, función, liderazgo y dotación de recursos de la coordinación de programas de transferencias monetarias. Ahora se establecerá un Grupo asesor de transferencias monetarias global y se desarrollará el plan de transición para la implementación del modelo.

8 de febrero de 2022: Los Principales de las organizaciones que forman parte del Gran Pacto, respaldaron por unanimidad un modelo que establece la estructura, función, liderazgo y recursos de la coordinación de los programas de transferencias monetarias. El modelo ha sido presentado al IASC para su aprobación, en coordinación con el Coordinador de Emergencias. El documento final se publicó el 18 de febrero y se puede encontrar aquí.

CALP invita a que las personas ofrezcan su retroalimentación sobre este modelo.

18 de enero de 2022: el Grupo de trabajo técnico superior se reunirá para aprobar el documento final que luego se enviará a los Directores antes de su reunión el 8 de febrero.

12 de enero de 2022: la Oficina de la Persona Eminente compartirá un documento modelo de liderazgo consolidado con el Grupo de trabajo técnico superior tras la reunión del Grupo de trabajo técnico superior en diciembre.

21 de diciembre de 2021: la Oficina de la Persona Eminente del Gran Acuerdo compartió una carta que describe algunos de los principales logros en 2021 y lo que queda por hacer, incluido el Caucus de coordinación de los PTM.

6-8 de diciembre: reunión en línea del Grupo de trabajo técnico superior. El grupo estuvo compuesto por personal técnico superior de las organizaciones y agencias que asistieron a la reunión de Directores el 22 de noviembre. Los objetivos del grupo comprendieron el formular recomendaciones para el grupo de Directores que establezcan los principios, la función, la estructura, el liderazgo y los recursos de la coordinación de los PTM.

Asimismo, el grupo acordó su modelo general de preferencia a nivel de país, en el cual el sector interno/grupo temático tendría la responsabilidad general de la coordinación de efectivo a través de tareas diarias delegadas a un grupo de coordinación de efectivo vinculado y formalizado.

El grupo continúa trabajando en el modelo preferido para el funcionamiento y la forma de la coordinación global y se espera que el modelo esté terminado a fines de diciembre.

El grupo también consideró la importancia de permitir el liderazgo y el compromiso locales, los vínculos con la protección social, el papel de la coordinación de efectivo en el análisis de respuesta, la necesidad de adaptación a los diferentes contextos y la preparación para el futuro de una reforma humanitaria más amplia.

También se discutieron los modelos básicos de dotación de personal y los principios para la asignación de recursos.

Se prevé la necesidad de realizar más reuniones del Grupo de trabajo técnico superior para finalizar el modelo recomendado antes de la reunión de Directores programada para el 8 de febrero.

22 de noviembre de 2021: Declaración de la Oficina de la Persona Eminente: los Directores de las agencias que participan en el caucus (el Gobierno de Estados Unidos, ECHO, WFP, OCHA, ACNUR, UNICEF, IFRC, ICVA, A4EP y CCD), así como observadores (CALP, Cashcap y el Banco Mundial) asistieron a la primera reunión estratégica de alto nivel sobre coordinación de PTM, convocada y organizada por Jan Egeland en su rol de Persona Eminente.

Los participantes de la reunión expresaron su apoyo al proceso y reconocieron la necesidad de encontrar una solución oportuna que pueda proporcionar un sistema para una coordinación de PTM predecible y responsable. Varias partes interesadas destacaron la importancia de definir mejor las funciones esperadas de la coordinación de transferencias monetarias; en general, hubo un llamado a definir el *qué* antes de pasar a las discusiones sobre el *quién* y el *cómo*. Sin embargo, hubo un amplio acuerdo sobre el *por qué*.

Los participantes también reiteraron su apoyo a un proceso inclusivo y transparente. Algunos de los temas que se mencionaron, y que el proceso desarrollará más adelante, son: el papel de los actores de mercado locales y las personas afectadas, para construir un sistema inclusivo y representativo, la dicotomía percibida entre la coordinación operativa y estratégica, y la necesidad de definir mejor el alcance del trabajo del caucus con respecto a este tema, puntos relacionados con la dotación de recursos y el liderazgo del sistema de coordinación.

Los representantes técnicos superiores de este grupo se reunirán en primera instancia el 29 de noviembre para una junta preparatoria y luego se reunirán nuevamente para realizar un taller de dos días que tendrá lugar el 7 y 8 de diciembre. Se acordó que el resultado del taller se transmitirá posteriormente a los Directores, para respaldar las recomendaciones, resolver cualquier área pendiente de desacuerdo y compartir los resultados oficialmente con el Comité Permanente entre Organismos para su adopción.

25 de octubre de 2021: CALP recibió la estrategia propuesta para el Caucus de coordinación de PTM desde la oficina de Jan Egeland, la Persona Eminente del Gran Acuerdo 2.0. El documento propone tres fases del caucus que se extenderán hasta principios de 2022. Los participantes del caucus incluirán a Directores y personal técnico superior de OCHA, ACNUR, UNICEF, WFP, el Movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja y 3 representantes de ONG. ECHO y USAID actuarán como representantes del Donor Cash Forum, y CALP Network y CashCap participarán para contribuir con su experiencia técnica y apoyo. CALP estará realizando consultas con la comunidad en general para aportar información a este proceso.

22 de octubre de 2021: CALP y USAID recibieron una respuesta al Llamado a la acción enviado al Coordinador de ayuda de emergencia, Martin Griffiths, expresando su apoyo para la resolución del problema. Reconoció la importancia de que el Comité Permanente entre Organismos adopte un enfoque coherente y uniforme en todas las operaciones humanitarias y que respalde mejor las opciones y preferencias de la población afectada. Tomó nota en particular del gran y variado número de socios que han apoyado la solicitud de una toma de decisiones transparente e inclusiva sobre el efectivo y que una mayor claridad en la coordinación de PTM podría mejorar la respuesta humanitaria en general. Se asegurará de que las propuestas que surjan del Caucus de coordinación de transferencias monetarias sean consideradas de inmediato por el Comité Permanente entre Organismos.

17 de septiembre de 2021: La Secretaría del Gran Acuerdo comparte los criterios para establecer los caucus del Gran Acuerdo 2.0, así como las preguntas frecuentes.

15 de septiembre de 2021: Los líderes superiores se reunieron para analizar el avance desde la presentación del Llamado a la acción, considerar la formación propuesta de un caucus de PTM y conocer algunas opciones en materia de coordinación. Los donantes dejaron en claro sus puntos de vista y el 99% de los asistentes a la reunión que fueron encuestados optaron porque su organización siga participando en el proceso.

Septiembre de 2021: USAID y CALP, como co-facilitadores del subgrupo de trabajo sobre la «Lucha contra los bloqueos políticos», que forma parte del Gran Acuerdo, están convocando a una reunión de líderes superiores para debatir sobre el desarrollo de una arquitectura de coordinación de PTM preparada para el futuro.

Agosto de 2021: el Llamado a la acción de junio de 2021 se envía nuevamente al nuevo Coordinador de respuesta a emergencias, Martin Griffiths, solicitando una respuesta para el punto ii (ver más adelante en la publicación).

Julio de 2021: la Persona Eminente del Gran Acuerdo, Jan Egeland, propone una estructura de caucus para impulsar el progreso en tres esferas prioritarias, una de las cuales es la coordinación de PTM.

Junio de 2021: USAID y CALP envían un Llamado a la acción, firmado por 95 organizaciones que representan la diversidad del sistema humanitario, al Coordinador de respuesta a emergencias instando a que el Coordinador de respuesta a emergencias y el Consejo Permanente entre Organizaciones tomen una decisión sobre el liderazgo y el alcance de la coordinación de PTM dentro de la arquitectura de coordinación humanitaria completa. En la presentación se solicitó lo siguiente:

  1. El acuse de recibo de la Llamada a la acción.
  2. Una hoja de ruta clara que aborde la solicitud en la carta adjunta, incluida la forma en que el proceso para alcanzar un acuerdo se basará en la riqueza de la información e investigación disponibles y garantizará que las voces y perspectivas de la comunidad humanitaria en su conjunto se integren en el proceso de toma de decisiones.

Se recibió la confirmación de recibo del Coordinador de respuesta a emergencias saliente, Mark Lowcock, y la retroalimentación sobre el segundo punto se aplazó para ser abordada por el Coordinador de respuesta a emergencias entrante.

2019: durante una reunión del Consejo Permanente entre Organismos, la Persona Eminente del Gran Acuerdo, Sigrid Kaag, exigió el compromiso y el liderazgo del Consejo Permanente entre Organismos en la coordinación de PTM y describe el problema como el «talón de Aquiles» del sistema. En esta misma reunión, el CICR y el presidente del Grupo de facilitación del Gran Acuerdo destacan cuatro esferas prioritarias, una de las cuales es la coordinación de PTM, y pidieron una resolución «con participación inclusiva, incluidos los actores de mercado locales».

2019: durante la reunión anual del Grupo de trabajo de asistencia en efectivo del Gran Acuerdo, se estableció un subgrupo de trabajo sobre la lucha contra los bloqueos políticos para una acción humanitaria eficaz y se identificó la coordinación de PTM como la primera prioridad. USAID y CALP acuerdan su actuación en calidad de co-líderes.

2019: el Consejo Permanente entre Organismos lanza las directrices revisadas del ciclo del programa humanitario, que incluyen un enfoque más directo para considerar el uso más consistente de los PTM dentro y entre los sectores e identifican las transferencias de efectivo multipropósito como una sección separada opcional del programa humanitario.

2018: OCHA, ACNUR, UNICEF y el PMA lanzan el Estado de PTM común de las Naciones Unidas con el objetivo de proporcionar asistencia en efectivo utilizando sistemas comunes siempre que sea posible.

2018: se envía una declaración de postura conjunta de las ONG sobre la coordinación de PTM a los directores del Consejo Permanente entre Organismos que destaca la necesidad de una coordinación de asistencia en efectivo predecible, eficaz y que disponga de buenos recursos.

2018: nueve donantes del grupo Good Humanitarian Donorship escriben al presidente del grupo de trabajo del Consejo Permanente entre Organismos para solicitar al Consejo Permanente entre Organismos que «decida y emita directrices claras y prácticas sobre el liderazgo en la coordinación de PTM». El Consejo Permanente entre Organismos no adoptó ninguna medida.

2017: el Grupo de coordinadores de grupos temáticos globales aclara la responsabilidad del Grupo temático de coordinación interna para garantizar una «coordinación de PTM estratégica y optimizada durante toda la respuesta».

2017: CALP solicita al Instituto Mundial de Políticas Públicas que analice las lecciones aprendidas de los  diferentes modelos de coordinación y publica un Libro Blanco conjunto con los resultados.

2017: el Instituto de Desarrollo de Ultramar publica un informe resumen que enfatiza la «necesidad particularmente urgente de una mayor claridad por parte del Consejo Permanente entre Organismos sobre dónde debe ubicarse el PTM dentro de las estructuras formales de coordinación, y el acuerdo sobre el hecho de que las transferencias de efectivo para satisfacer las necesidades básicas deben tener un lugar específico en los procesos de planificación estratégica».

2016: algunas ONG internacionales establecen la Red común de entrega de efectivo para facilitar la formación de alianzas para la entrega conjunta de efectivo a nivel nacional.

2016: los Directores del Consejo Permanente entre Organismos encargan al Banco Mundial el desarrollo de una Nota estratégica sobre las transferencias monetarias en contextos humanitarios. La nota recomienda aclarar el funcionamiento y los recursos del CWG y que la coordinación de PTM se integre completamente en la arquitectura del sistema humanitario. Hasta la fecha, estas recomendaciones no se han llevado adelante de manera formal.

2015: ACNUR, UNICEF, PMA y la OMS publican una Nota para los directores del Consejo Permanente entre Organismos en la que se indica que «la coordinación de PTM debe mejorarse dentro de todo el sistema humanitario existente y no debe haber mecanismos adicionales ad hoc para la coordinación».

2015: el Panel de alto nivel sobre Transferencias monetarias en contextos humanitarios insta a las partes interesadas a que «aprovechen la oportunidad antes de que se nos escape: actualmente, muchas agencias humanitarias están desarrollando enfoques individuales y sistemas personalizados para proporcionar transferencias monetarias, que no se benefician de la capacidad y experiencia del sector privado ni mejoran la coordinación en el sistema humanitario como un todo».

2007-2015: a medida que los PTM aumentan hasta convertirse en una prioridad de la respuesta humanitaria, se desarrollan diferentes opciones a lo largo del tiempo para coordinar el efectivo a través de mecanismos ad hoc comúnmente dirigidos por las ONG. Ya en 2012, se realizan eventos mundiales de la comunidad de programas de transferencias monetarias para abordar la coordinación.