Skip to content
We are sorry but the page you are looking for is not available in the language you have selected, please go to the corresponding homepage

El Estado Global de los Programas de Transferencias Monetarias 2020 – Capítulo 3: programación de calidad

¿QUIÉN DEFINE LA CALIDAD DE LOS PTM?

El enfoque para mejorar los programas de transferencias monetarias (PTM) ha cambiado gradualmente, pasando de buscar una mayor escala a una mejor calidad y actualmente se está avanzando hacia una calidad definida en términos de resultados hacia las personas receptoras.


Se está llegando a un consenso entre los actores de PTM sobre lo que constituye la calidad
en términos de eficacia, eficiencia y rendición de cuentas.

Las personas receptoras de la asistencia tienen perspectivas diferentes a las de los actores humanitarios en cuanto a qué es lo que valoran de la asistencia.

Buscar y tomar en cuenta la retroalimentación de las personas receptoras de los PTM y de las comunidades afectadas durante todo el ciclo del programa puede mejorar su calidad. La cuestión es si los agentes humanitarios están dispuestos y tienen la capacidad de hacerlo.

La atención debe centrarse en la calidad general de la programación, no sólo en la de los PTM. Asegurar la calidad de los PTM puede ser un catalizador o un punto de entrada para explorar formas de mejorar la calidad de la respuesta humanitaria.

COLABORACIÓN PARA LA ASISTENCIA EN EFECTIVO ‘A ESCALA’

El reconocimiento de que los PTM implican cambios en cómo los actores humanitarios trabajan de forma conjunta ha conllevado a la adopción de más enfoques de colaboración, tanto nuevos como en evolución. Entre ellos figuran los consorcios, los mecanismos de pago compartidos y los esfuerzos por aumentar la interoperabilidad y la integración de los sistemas y procesos.

No hay un enfoque de “talla única”, ni tampoco hay una “relación costo-eficacia” automática en los PTM colaborativos a escala. La determinación del modelo operativo correcto para los PTM y de lo que se debe invertir dependerá de factores de contexto, como el tipo, la duración y la complejidad de la respuesta humanitaria.

Se hacen concesiones en la calidad cuando se entrega dinero en efectivo a escala. Es necesario entender dónde y cuándo los componentes de calidad (por ejemplo, la mejora de la rendición de cuentas) justifican los costos en un contexto de presupuestos limitados.

Es probable el número de actores involucrados en la entrega de efectivo “a escala” y en los PTM de principio a fin se vea reducido. Otros organismos tendrán roles importantes que desempeñar, pero deben ser flexibles y desarrollar “nichos de valor añadido” que impulsen la calidad.

ACCIONES PRIORITARIAS

  • Los organismos operacionales y los donantes deberían colaborar y compartir los aprendizajes sobre los modelos operacionales y acordar los beneficios y limitaciones de los diferentes modelos en diferentes contextos.
  • Los agentes humanitarios deberían elaborar y utilizar métricas comunes para evaluar la eficacia, la eficiencia y la rendición de cuentas.
  • Los actores humanitarios pertinentes deberían colaborar para pilotar la integración sistémica de un enfoque independiente y centrado en las personas para captar las perspectivas de las personas receptoras, así como las funciones independientes de MEAL a nivel de la respuesta.
  • Los organismos operacionales, los donantes y los investigadores deben generar pruebas de los beneficios y los costos de los componentes de “calidad”, como el monitoreo por parte de terceras partes.
  • Los donantes y los organismos operacionales deberían reconocer las concesiones que se dan entre calidad y escala y ponerse de acuerdo sobre lo que es posible en diferentes contextos.
  • Los donantes deben revisar las directrices de adjudicación para reconocer y apoyar aspectos que fomenten una programación de calidad, permitiendo a las organizaciones desarrollar funciones especializadas.