Skip to content

Reporte del Estado Global de los Programas de Transferencias Monetarias 2023

We are sorry but the page you are looking for is not available in the language you have selected, please go to the corresponding homepage

Los cambios en las sanciones económicas de EE.UU. y la ONU pueden simplificar la implementación de los PTM

Los recientes cambios en los regímenes de sanciones económicas de la ONU y EE.UU. prometen mejorar el proceso de transferencia de efectivo a través de las fronteras internacionales, pero los cambios podrían no ser tan rápidos o exhaustivos como se pudiera esperar. Planteamos ocho preguntas a Rory Crew, que ha estudiado el asunto por usted.

17 enero 2023 — Por Rory Crew

Rory Crew es asesor técnico de datos y digitalización de la CALP Network. Dedicó tiempo a explorar los recientes cambios en las sanciones de Estados Unidos y la ONU, y lo que significan para los ejecutores de los programas de transferencias monetarias (PTM).

P: Hemos oído que se han producido cambios en los regímenes de sanciones de la ONU y de Estados Unidos, ¿qué ha ocurrido exactamente?

Las sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y las de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos son dos de los regímenes de sanciones más importantes que afectan a la respuesta humanitaria, incluida la prestación de asistencia mediante los programas de transferencias monetarias (PTM). Las sanciones pueden dificultar, a veces imposibilitar y a menudo encarecer prohibitivamente la aplicación de los PTM en muchas de las zonas del mundo más afectadas por las crisis.

El 2 de diciembre de 2022, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 2664, que establece una excepción humanitaria permanente para los ejecutores de las sanciones de la ONU. La exención cubre el suministro de bienes y servicios en apoyo de las necesidades humanas básicas.

El Tesoro de EE.UU., en respuesta a la resolución de la ONU que el Gobierno estadounidense había apoyado, amplió esta excepción humanitaria con la emisión por parte de la OFAC de licencias generales nuevas o modificadas para cubrir las actividades exentas. Anteriormente, las organizaciones tenían que solicitar licencias específicas para trabajar con entidades sancionadas.

P: En pocas palabras, ¿qué significa esto?

En el futuro, será más fácil para los ejecutores de los PTM distribuir dinero en efectivo en contextos sometidos a regímenes sancionadores. Pero, como se explica más adelante, no esperamos que estos cambios se produzcan con rapidez y seguirá siendo necesaria una gran colaboración entre una amplia esfera de partes interesadas.

P: ¿A qué países y grupos se aplicaban sanciones anteriormente?

En enero de 2023, había unos 14 países, 700 personas y 1.500 entidades y otros grupos incluidos en la lista consolidada de sanciones de la ONU.  Todos esos países sancionados cuentan con programas de PTM o tienen poblaciones vulnerables que se beneficiarían de un aumento de la escala de la asistencia con PTM.

La lista de la OFAC estadounidense contiene sanciones activas en 27 regiones específicas, además de sanciones relacionadas con cuestiones transversales, como la lucha contra el terrorismo, los diamantes, la no proliferación, etc.

Los recipientes de PTM en Afganistán han sido algunos de los más afectados, ya que muchos bancos se niegan a procesar transferencias humanitarias en grandes cantidades debido al riesgo, la complejidad y el coste de cumplir las sanciones. Los actores humanitarios han recurrido a redes hawala informales, poniendo en peligro sus relaciones con socios bancarios formales, lo que ha provocado una respuesta más lenta y/o una disminución del nivel de efectivo disponible.

P: ¿Cómo afectará esto a los ejecutores de lo PTM?

Las exenciones de las Naciones Unidas abarcarán a las organizaciones de las Naciones Unidas y multilaterales, así como a las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que participen en la ejecución de Planes de Respuesta Humanitaria (HRP), Planes de Respuesta para los Refugiados, otros llamamientos de las Naciones Unidas o clústeres humanitarios coordinados por la OCHA.

Las exenciones de la OFAC estadounidense parecen cubrir las actividades de las ONG mediante la expedición de Licencias Generales, en sustitución de un sistema en el que, en muchos casos, las organizaciones debían solicitar licencias específicas. La OFAC ha publicado una sección de Preguntas Frecuentes detallada en el que explica cómo se aplicarán sus exenciones de sanciones.

P: ¿Con qué rapidez podemos esperar ver cambios positivos?

Esperamos que el cambio sea relativamente lento, ya que depende de los bancos, tanto comerciales como corresponsales, además de los agregadores de pagos, decidir cómo aplicar esta nueva Resolución y las licencias. Los bancos comerciales no tienen ninguna obligación de trabajar en contextos cubiertos por la excepción, y podrían decidir que los costes y riesgos de cumplimiento carecen de sentido económico.

Cuando los bancos acepten procesar transacciones en nuevos países no sancionados, el aumento de los costes de cumplimiento se repercutirá en los ejecutores, que podrán o no solicitar el reembolso a los donantes.

P: A largo plazo, ¿son “buenas noticias” para los PTM?

No es una mala noticia, pero las sanciones y la banca internacional son sistemas complejos con muchas partes interesadas que no siempre se coordinan con rapidez. Existe el riesgo de que, si las organizaciones o los bancos no aplican políticas y controles internos estrictos, el dinero caiga en las manos equivocadas, lo que podría dar lugar a que se redujeran o retiraran las sanciones suavizadas.

P: ¿Qué está haciendo CALP para apoyar a los miembros interesados en los PTM?

CALP está trabajando con expertos, partes interesadas y ejecutores para comprender mejor el impacto de estos cambios y cómo pueden utilizarse para aumentar la cantidad, la calidad y el impacto de los PTM. CALP participará en varias de las iniciativas en curso relacionadas con la reducción del riesgo y las sanciones, y seguirá compartiendo información.

Recientemente se ha pedido a los bancos que asignen e informen sobre el aumento de los costes de cumplimiento para procesar transacciones en contextos cubiertos por la exención como gasto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en sus informes medioambientales, sociales y de gobernanza.

¿Y ahora qué?

Las organizaciones deberían hablar con sus equipos de tesorería, socios bancarios y reguladores para animarlos a aplicar estos cambios con la mayor rapidez y solidez posibles. Además, para mitigar los riesgos será clave contar con políticas claras y aprobadas por el consejo de administración y que se cumplan estrictamente.

Manténgase atento a las actualizaciones de CALP a medida que seguimos aprendiendo más sobre la aplicación y los impactos de estas sanciones. Además, no dude en ponerse en contacto con Rory si tiene alguna idea que le gustaría aportar a este debate.

Imagen principal: Una refugiada retira de un cajero automático la ayuda económica que recibe en el marco de un programa PTM en Turquía. 2021.

Crédito: Media Luna Roja Turca.

 

Reporte del Estado Global de los Programas de Transferencias Monetarias 2023

Lea el reporte ahora